mobiliario para hostelería en madera wengué Ginetom

Consejos para elegir el mobiliario de hostelería


Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta, y que no se debe pasar por alto a la hora de abrir o reformar un bar o restaurante es el mobiliario a elegir. Éste, ayuda a definir el estilo decorativo del local y es un elemento clave para determinar el nivel de confort del cliente.  Es conveniente plantearnos una serie de cuestiones, antes de lanzarnos a comprar el mobiliario sin pensarlo detenidamente ya que de ello depende el éxito o fracaso de nuestra compra.

 

¿Cómo quiero enfocar mi negocio?

¿Cuál es mi presupuesto?

¿De cuanto espacio dispongo?

 

Lo más importante de todo es tener claro qué servicio queremos ofrecer así como la temática de nuestro bar o restaurante. Y de hecho es lo que va a determinar en mayor medida el tipo de mobiliario que vamos a elegir. Si por ejemplo queremos iniciarnos con un bar de tapas, una opción interesante a tener en cuenta podría ser incluir mesas altas y bajas con taburetes de madera para aprovechar al máximo el espacio y no excedernos en el presupuesto. Sin embargo, un restaurante gourmet tendría que incluir mobiliario de diseño acorde al servicio que presta, pero sin renunciar al confort necesario para enriquecer la experiencia del comensal.

Una vez tenemos claro el primer aspecto, hay que ceñirnos a un presupuesto más o menos limitado. Como en todo, hay que establecer prioridades y pensar qué es más importante, y qué no lo es tanto. Por ello, es fundamental empatizar con el cliente. Algo primordial es la comodidad y, aunque resulte obvio, si buscamos el mobiliario más económico es más que probable que estemos renunciando a este importante detalle. Desde nuestro humilde punto de vista pensamos que es preferible prescindir de ciertos aspectos visuales de la decoración a los que podemos renunciar o buscar alternativas asequibles y elegir mobiliario cómodo, actual y de calidad ya que a la larga lo vamos a agradecer.

El espacio de nuestro local es otro factor importante a tener en cuenta. No quiere decir que si tenemos un espacio más amplio hay que llenarlo de mesas. Hay una frase que se ajusta muy bien a lo que queremos explicar: «menos es más».  Es preferible tener un local espacioso que resulte cómodo para los clientes y los trabajadores a la hora de moverse en él y prescindir de alguna que otra mesa. Además, hay que ajustar el número de mesas al servicio que podemos ofrecer para garantizarnos la satisfacción de los clientes y no tratar de abarcar más de lo debido.

Una vez hemos respondido a estas preguntas, ya sólo nos queda atender a otros aspectos como pueden ser el color o el material del mobiliario que vamos a elegir. Respecto al color, lo mejor es centrarnos en una paleta de colores según la impresión que queramos causar al cliente y la temática de nuestro local. En cuanto a la elección del material del mobiliario para hostelería, habrá que tener el cuenta factores como la decoración, la durabilidad y el confort, entre otros, pero de ello podemos hablar otro día…

¡Os esperamos!

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que no eres un robot *